sábado, 7 de junio de 2008

Naturaleza en Guadarrama

Ayer viernes fui de pesca. Salida de Madrid por la A-6, desvío a El Escorial, Puerto de La Cruz Verde y apareció el desconocido (para mí hasta ahora) valle de Santa María de la Alameda. Verde, verde, verde... Qué maravilla. Descendía por la M-505, escuchando la musica del Orgue la Seo D'Urgell, interpretada por el Maestro Cagigós. Qué delicia de instantes ...

Desayuno y coto en el bar "Sol y Aire". A las 10:00 estaba ya junto al río, con atuendo urbanita de ridículo Coronel Tapioca. Todo el río para tres personas: me encantan los días laborables. Un sol de justicia y una increible la cantidad de truchas (arco iris) en las aguas.

El regreso a la naturaleza, la conversación con gentes de costumbres recias, el contacto con la tierra, el agua, el aire, el color, la luz ... comprendiendo y contemplando el entorno. Un día para recordar. Intentaremos repetir.

¡Ah!, saqué tres truchas (con aparejo de moscas ahogadas y buldó, para los curiosos). En este momento están en el horno.


Aquí están...

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar